Primavera sobre ruedas!

Sunny-Ride

 

 

 

 

Los pájaros cantan, los días se alargan y el sol brilla cada vez más tiempo. No es extraño que la primavera inspire a los poetas y haga aflorar sonrisas. Eso sí, como en cualquier época de cambio, es conveniente prestar mucha atención a nuestro vehículo y nuestra manera de conducir. Y es que los cambios bruscos de las condiciones meteorológicas y las alergias pueden aguarnos la fiesta en una época en la que tendemos a relajarnos después de sobrevivir al crudo invierno.

Por eso, existen algunos consejos que te pueden venir muy bien para que saques el máximo partido a tu coche durante esta primavera. Aunque te parezca que el sol ha llegado para quedarse y que la lluvia es cosa del pasado, nada más lejos de la realidad.

– Adapta tu conducción a las condiciones meteorológicas: permanece alerta. En cualquier momento puede aparecer un chaparrón que te encuentre desprevenido. Esta es una época en la que las tormentas y la inestabilidad atmosférica están a la orden del día. Si surgen, debes reducir la velocidad, aumentar la distancia de seguridad y encender las luces.

– Ojo a los filtros del habitáculo: en primavera, el polen, el polvo y los ácaros campan a sus anchas. Esto puede provocar dolores de cabeza, irritaciones de la vista y estornudos que te obligarán a cerrar los ojos mientras conduces. Por eso es tan importante que tu taller de confianza revise el estado del filtro del habitáculo. Si tomas antihistamínicos contra los síntomas de la alergia, ten cuidado: pueden provocar somnolencia al volante.

– Comprueba neumáticos y llantas: en una revisión de primavera es importante que se compruebe el estado de las ruedas. Es muy importante circular con la presión correcta y una profundidad de dibujo adecuada, por encima de los 1,6 mm. Si no es así, aumentará el riesgo de aquaplaning durante una de esas tormentas primaverales porque el neumático tendrá problemas para expulsar el agua, por lo que el vehículo resbalará con mayor facilidad.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Acercate a Talleres Alcabal!

Las cuatro averías más temidas por los conductores

 

 

 

 

Por caras y complejas, hay cuatro averías que son las que más temen los conductores:

1. Avería en el turbo.

La rotura del turbo tiene fama de ser uno de los problemas más caros de solventar en un coche y no es un falso mito porque la factura puede superar, con creces, los mil euros.

2. Avería en la correa de distribución.

Que se ha roto la correa de distribución es de las peores noticias que te pueden dar en el taller. Y es que cuando se rompe, afecta a otros muchos componentes. No hay signos que indiquen que está a punto de fallar por eso se recomienda hacer una revisión anual y sustituirla por una nueva a los 80.000 kilómetros o tres años.

3. Avería en la junta de la culata.

Estas dos palabras, junta y culata, pronunciadas por un mecánico no suelen presagiar nada bueno. Al precio de la pieza hay que sumar muchas horas de mano de obra. Es habitual que cuando se cambia la junta de la culata el taller recomiende aprovechar el trabajo para renovar también la correa de distribución.

4. Avería en los inyectores.

Los inyectores se suelen estropear por el uso, pero hay malos hábitos que reducen su vida útil, como circular en reserva mucho tiempo o utilizar combustible de mala calidad.